Necesito más dinero, ¿cómo puedo ampliar la cantidad de mi préstamo?
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y publicitarias, para mejorar tu experiencia de navegación en nuestro sitio web. Si continúas navegando sin cambiar la configuración, consideraremos que aceptas su instalación y uso conforme a nuestra política de cookies.

Necesito más dinero, ¿cómo puedo ampliar la cantidad de mi préstamo?

Volver

¿Has pedido uno de nuestros préstamos Vivus pero te has dado cuenta de que necesitas más dinero? Con los préstamos Vivus puedes ampliar la cantidad de tu préstamo online en cualquier momento con tan solo acceder a tu área de cliente Vivus y después de comprobar si tu límite de crédito actual te lo permite.

Tienes dos opciones para ampliar la cantidad de tu crédito:

  1. Si es tu primer préstamo, tu límite de crédito son 300 euros (si tienes 24 años o más), por lo que solo podrías pedir un importe adicional en caso de que hubieras pedido menos de 300 euros. Por ejemplo: si has pedido un primer préstamo de 150 euros, podrías solicitar un importe adicional de 150 euros hasta llegar al total de tu límite de crédito de 300. En este caso, al ser un primer préstamo, el importe adicional seguiría sin tener intereses ni comisiones.
  2. Si es un segundo préstamo o sucesivos, en función de la cantidad de créditos que hayas devuelto a fecha de vencimiento, tu límite de crédito irá aumentando progresivamente hasta un máximo de 1.000 euros. Por ejemplo, si eres cliente desde hace tiempo en Vivus y tu límite de crédito son 800 euros y hoy has pedido un préstamo de 300 euros, podrías disponer en cualquier momento de un importe adicional de hasta 500 euros.

Recuerda que aunque pidas más dinero, la fecha de vencimiento de tu préstamo sigue siendo la misma.

Puedes solicitar una cantidad adicional tantas veces como quieras hasta llegar al máximo permitido por tu límite de crédito. Si tu límite de crédito son 1.000 euros, y en un principio has pedido solo 500, podrías solicitar los otros 500 de una vez, o repartido de la forma que mejor te convenga. Pero recuerda: la fecha de vencimiento seguirá siendo la misma.

¿Te ha sido útil la respuesta?
¡Gracias!